Vamos a ir con la segunda parte de consejos para planear tu boda.

Organízate

Toma nota durante las reuniones, haz fotos y todas las ideas que tengas guárdalas para luego poder mostrársela a los vendedores u organizadores para que sepan que idea quieres exactamente. Es muy recomendable tener una dirección de correo electrónico especial dedicada a vuestra boda, y guardar los números de los proveedores importantes en su teléfono móvil.

Deje algo de espacio en su billetera

Vuestro presupuesto de boda debe seguir esta fórmula: 48 a 50 por ciento del presupuesto total de la recepción; 8 a 10 por ciento para las flores; 8 al 10 por ciento para el traje; 8 al 10 por ciento para el entretenimiento / música; 10 a 12 por ciento para la foto / vídeo; de 2 a 3 por ciento para invitaciones; 2 a 3 por ciento para los regalos; y 8 por ciento para artículos diversos, como un coordinador de bodas. Es esencial para asignar de un 5 a  un 10 por ciento de su dinero para gastos sorpresa como imprimir invitaciones adicionales a causa de los errores, las necesidades adicionales de costura, paraguas para un día lluvioso, o cintas para los programas de la boda. También existen aplicaciones web para consultar un presupuesto interactivo, es una buena idea para tener cierto control sobre el presupuesto.

Boda en el último minuto

A veces, la planificación del último minuto puede que le beneficie y corra a vuestro favor. Cuanto más cerca esté de la fecha de la boda, mayor poder de negociación tenéis. Como la mayoría de la gente reserva sus sitios de boda con al menos seis meses de antelación, si está dispuesto a llamar con dos meses de antelación y todavía sigue habiendo fechas, puede ahorrarse hasta un 25 por ciento. Tenga en cuenta que las bodas los viernes y domingos deberían costar alrededor de 30 por ciento menos que las bodas de los sábados, aunque el día no sea tan atractivo, el descuento puede que si que lo sea.